El Blog de Sara Hernández

Un espacio donde reflexionar y opinar sobre aquello que me interesa

La recuperación de la credibilidad del Partido Socialista

Según la RAE, credibilidad es definida como la cualidad de poder o merecer ser creído. En términos políticos se aplica, por un lado, a la necesidad de hacer coincidir el discurso con los actos y, por otro, al hecho de que el que nos escucha (el vecino o vecina) nos crea capaces de llevar a cabo lo que decimos, es más, deseoso de que lo llevemos a cabo.

Este pasado fin de semana se ha celebrado la Conferencia Política de mi partido, del Partido Socialista Obrero Español (y lo cito expresamente por el orgullo que siento por formar parte de él), en un momento muy delicado, en las cotas más bajas de credibilidad, de imagen de marca y de penetración de nuestro mensaje en la sociedad. Y esa situación afecta a todos los niveles, porque algunos son protagonistas directos de la situación y otros son sus víctimas.

La pregunta es: ¿este fin de semana se acabarán estos problemas para el PSOE?.

He tenido la oportunidad de participar en los debates sobre valores y principios tan importantes que los llevo marcados a fuego en mi ADN socialista. Me refiero a aspectos como la necesidad de hablar el lenguaje de la calle, atados a la realidad y sin perdernos en grandes debates cuasi filosóficos que en nada solucionan problemas; ofrecer seguridad a la ciudadanía para que tengan la convicción de que, con los socialistas en el gobierno, sus problemas serán menores y en todo caso contarán con nuestra solidaridad y sensibilidad para soportar juntos la carga; de reconocer nuestros errores sin que eso nos implique parálisis en el planteamiento de nuevas propuestas de futuro; de actuar con total transparencia y mayor participación ciudadana; y de calle, de estar mucho en la calle junto con nuestros vecinos.

Pero si estos aspectos son de forma, de cómo se ha de entender el ejercicio de la política, en esta conferencia se han dado pasos importantes en cuanto al fondo (aunque ya anticipo que no se ha tenido la valentía necesaria para profundizar en alguno de ellos). Hemos dejado perfectamente claro nuestra apuesta por la laicidad (denunciaremos los acuerdos con la Iglesia y  sacaremos la religión de los colegios); nos hemos quedado a medio camino en cuanto a la petición de la República (reconocemos nuestro pasado republicano pero mantenemos el pacto constitucional de apoyo a la monarquía); por fin hemos apostado por una banca pública que garantice el crédito a empresas y familias; el derecho a la salud pasará a estar garantizado en la constitución como derecho fundamental; derogaremos la reforma laboral; y hemos dicho alto y claro que ser socialista es ser feminista.

En principio podríamos decir que tenemos todos los elementos necesarios para que comience sin más dilación el resurgir del PSOE, absolutamente imprescindible porque sólo de la mano de los socialistas se puede poner freno a los recortes del PP y garantizar el mantenimiento del Estado del Bienestar. Con esos avances, sin duda muy importantes en lo ideológico, ¿se acaban todos los problemas del PSOE?, ¿recuperaremos ipso facto la credibilidad perdida?.

Sinceramente creo que no. Y creo que no porque lo que decimos (bueno sin duda) no es creíble porque quien lo dice no lo hizo cuando tuvo la posibilidad de hacerlo. ¿Por qué en esta ocasión ha de ser diferente? se preguntan los ciudadanos. ¿Nos creerán si les decimos que esta vez sí, que esta vez va en serio?.

Sinceramente creo que no.

Y este último paso hemos de darlo sin más dilación para que, entre todos y todas, elijamos a la persona en cuya boca ese potente discurso sea absolutamente imparable e inyectar a la ciudadanía el optimismo necesario para que vuelvan a creer en nosotros. De lo contrario, ese optimismo se habrá quedado sólo entre las cuatro paredes de un palacio de congresos.

No quiero acabar sin decir a nuestro Secretario General, a Rubalcaba, desde mi más humilde opinión militante, que el PSOE no ha vuelto como ha indicado en su discurso de clausura de la conferencia política. Muchos compañeros y compañeros llevamos dos años trabajando en poner freno a los recortes y ataques del Partido Popular al bienestar y a la igualdad de oportunidades. Muchos compañeros no debemos salir de los despachos para pisar calle porque a ello llevamos dedicando muchas horas y desvelos, muchísimos los que hemos estado desde el inicio en las mareas ciudadanas cuando declararte socialista era sinónimo de rechazo.

Y si de señalar las cosas buenas se trata, el trabajo militante, bajo las peores de las circunstancias, se debe llevar el mayor de mis aplausos.

Os dejo una foto de uno de los talleres en los que participé durante la conferencia política.

Imagen

Anuncios

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “La recuperación de la credibilidad del Partido Socialista

  1. Angel en dijo:

    Querida compañera, te veo un poco abatida, cansada de ver la distancia en la actitud entre los militantes de base, que como tú, nos sentimos orgullosos de ser socialistas y la de muchos de los dirigentes de nuestro partido, que no lo parecen cuando tienen una alta responsabilidad, besando anillos de obispos, disfrutando de la opulencia material, vendiéndose al mejor postor, ensuciando, en definitiva, la esencia del PSOE. Debemos exigir a nuestros dirigentes que sean socialistas y vivan como socialistas, y aunque esto puede parecer una perogrullada, estoy cansado, en mi corta militancia, de ver supuestos socialistas que discriminan a las mujeres por serlo, auténticos machistas, que no respetan la diversidad sexual, que son clasistas, racistas; en fin es increíble pero seguro que tu también los has visto.
    Quizá debemos iniciar una revolución en nuestro partido, antes de trasladarla a la sociedad. Quizá debemos cambiar primero nuestro partido, antes de exigir un cambio en la sociedad. De todas formas te envío un fuerte abrazo y mucho ánimo, que no decaiga su trabajo y tu espíritu, la Patria te necesita.

  2. Jose Luis en dijo:

    No soy militante de su partido simplemente un vecino de Getafe comparto plenamente su reflexión pero le invito a hacer esa autocrítica en su propio ambito personal dado que el texto se excluye…puede usted hablar de pisar la calle durante su mandato, si le recuedo que usted ya mando en este municipio…puede hablar usted contra las privatizaciones si en ambitos como Deportes se realizaron en gobiernos de los cuales usted era miembro…puede hablar usted de respeto a quienes piensan diferente siendo parte de un gobierno municipal condenado por vulnerar los derechos fundamentales de los ciudadanos por impedir la libertad de expresión … comparto con uated que Rubalcaba no es creible, aun menos lo es Tomas Gomez…..pero por supuesto usted tampoco..tras su propia reflexión entiendo que no se presentara a Primarias en nuestro municipio debido a su propia autodeslegitimación

  3. Buenos días. Os quiero dar las gracias en primer lugar por vuestros comentarios y visitas a este blog, que sólo en el día de ayer fueron algo menos de 300. Esta claro que se trata de un tema que despierta mucho interés.
    Se están cumpliendo los objetivos de este blog: ser un espacio más de reflexión y de intercambio de opiniones.
    Obvios son los cambios que el PSOE necesita, y de lo que se trata es de que la conferencia política no se quede sólo en grandes titulares de prensa a la mañana siguiente, si no que se continúe por el camino comenzado y se haga sin pausa.
    La sociedad nos está esperando, está deseosa de que les demos motivos para volver a confiar en nosotros. No perdamos esta oportunidad.
    Y esos cambios sin duda empujaran el trabajo que ya se viene realizando en las Agrupaciones.
    Por cierto, Agrupaciones en las que la decisión final sobre el futuro la tendrán los y las militantes, que darán con su voto legitimidad al proyecto que se presente a la ciudadanía.
    Esa es la grandeza de nuestra organización.

  4. Antonio en dijo:

    Gracias por tu comentario, Sara. Es muy oportuna la pregunta: ¿este fin de semana se acabarán estos problemas para el PSOE? Y comparto la respuesta: no. No, por la falta de credibilidad de la que hablas y de la que es buena muestra el comentario que hace José Luis.
    Es muy difícil cambiar eso desde arriba; la oposición que se viene haciendo desde la dirección federal tiene destellos brillantes en un paisaje gris, entre otras razones porque las personas que están en esa dirección, que son las que salen en los medios, están difuminadas por el paso del tiempo, llevan demasiados años bajo los focos y eso desgasta a cualquiera, no importa cuál sea su valía personal, se llame Rubalcaba o como sea.
    Por eso, no queda otra que “seguir estando” con la gente allí donde está, compartiendo sus problemas, participando en su lucha y su esperanza. Como estamos intentando hacer en Getafe aunque muchos (como José Luis) todavía no lo vean. Si todos los socialistas, tanto los afiliados como los que no lo están pero lo son de corazón, empujamos fuerte en la misma dirección antes podremos responder sí a la pregunta inicial; ese debe ser el objetivo.
    Y sólo un comentario más a tu escrito: dices que no debemos “perdernos en grandes debates cuasi filosóficos que en nada solucionan problemas”. Bueno, yo creo que no deberíamos quedarnos ahí, en el puro debate; pienso que es absolutamente necesario el debate de las ideas si éste es la base de la acción para que ésta no se convierta en puro activismo sin fundamento. Es decir, tan malo es el mero debate que no sirva para actuar, como la acción que no esté cimentada en una sólida base producto del debate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: