El Blog de Sara Hernández

Un espacio donde reflexionar y opinar sobre aquello que me interesa

La lacra del terrorismo machista

Image

700 mujeres han sido asesinadas en España en la última década en crímenes de violencia de género. Una media de 70 homicidios al año y más de 600.000 mujeres sufren maltrato aunque menos de la cuarta parte decide contarlo y denunciarlo.

¿Y no pasa nada?  ¿Cómo es posible que la violencia de género no ocupe los primeros lugares de la agenda pública y política?.

No podemos consentir acostumbrarnos a estos asesinatos machistas y que se conviertan en una noticia más de los noticiarios. No podemos permanecer el margen.

Nos matan, nos maltratan (física y psicológicamente) porque nos consideran de su propiedad, porque nos consideran inferiores.

Para acabar con la violencia de género no basta con decir que estamos sensibilizados y quedarnos en las palabras. Hay que pasar a la acción, porque aunque no lo creamos podemos hacer mucho para acabar con el terrorismo machista.

Sin duda alguna son las Administraciones Públicas las primeras que han de estar sensibilizadas. Deben reforzar las acciones contra esta lacra social, deben evitar unos recortes que nos matan a nosotras pero humillan a toda la sociedad.

Pero también cada uno de nosotros y nosotras podemos hacer dar pasos importantes para acabar con la más clara muestra de la desigualdad. Podemos pararnos cuando en la calle vemos una dura discusión de pareja, podemos decirle a nuestra hija que puede vestir como quiera o ir con los amigos que quiera le guste o no a su novio, podemos decirle a nuestro hijo que la relación hombre- mujer se desarrolla desde la igualdad y la corresponsabilidad. Podemos evitar los estereotipos machistas que hacen que haya cosas de chicas y cosas de chicos.

Es necesario el esfuerzo conjunto de todas nosotras, la ayuda cómplice de tantos compañeros sensibilizados e implicados y la iniciativa de las Administraciones y demás instituciones para hacer posible un futuro de igualdad. Somos herederas del esfuerzo que antes que nosotras hicieron nuestras abuelas y nuestras madres y estamos obligadas a continuar con él para que lo puedan recoger nuestras hijas y nietas.

El sueño de un futuro sin violencia, sin agresiones ni amenazas ha de ser nuestro mejor aliciente. Porque sin igualdad no puede haber libertad, y sin libertad no puede haber una auténtica democracia.

En estos días se ha celebrado el 50 aniversario de la muerte del Presidente Kennedy. Permitirme que termine con una cita de su hermano Robert, llamado a continuar su obra pero también asesinado: “Pocos cambiarán por si mismos el rumbo de la historia, pero cada uno de nosotros podemos esforzarnos en cambiar una pequeña parte de los acontecimientos, y la suma de todos estos actos será la historia que escriba esta generación”.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: