El Blog de Sara Hernández

Un espacio donde reflexionar y opinar sobre aquello que me interesa

La inspiración de Soler: montoro y sus gilipollas

Anoche en televisión estuve viendo la película Invictus de Clint Eastwood , un homenaje a Nelson Mandela y cómo, a través del rugby, cambió un país herido por el apartheid.

Una de las primeras imágenes de la película es la de Madiba dirigiéndose a los trabajadores de las oficinas del Gobierno diciéndoles que no tienen nada que temer, que no va a prescindir de ellos porque, aunque hayan trabajado baja las órdenes de otra Administración, son necesarios. Concretamente les dice “Os necesito, el país os necesita”.

Palabras de mucho contenido que marcan sin duda una forma de gobernar.

Qué lejos de lo estamos viendo estos días en la Agencia Tributaria, en la que el Ministro Montoro ha iniciado una sucesión de ceses tras la negativa de una Inspectora de rebajar una sanción a una multinacional . Según Montoro la Agencia estaba trufada de gentes del PSOE en puestos de responsabilidad.

Desconozco la afinidad ideológica de los trabajadores y trabajadoras de la Agencia Tributaria y del resto de organismos públicos (tampoco la tengo que conocer para entender que realizan correctamente su trabajo). Pero simplemente el hecho de que se presuma que el hecho de no obedecer una orden considerada injusta te coloque en una opción política contraria a la del partido en el Gobierno y por ello has de ser cesado, es, simple y llanamente, ilegal e inmoral.

¿Han de pasar los funcionarios una prueba de afinidad con el gobernante de turno para no temer perder su puesto de trabajo?. ¿ No es suficiente que el trabajador sencillamente haga aquello para lo que fue contratado y por lo que cobra?.

Algo similar está ocurriendo en Getafe, en el que su Alcalde del PP ha cesado, trasladado o despedido a muchos trabajadores que no han atendido correctamente los caprichos del mandatario y/o eran sospechosos a sus ojos (poco objetivos) de ser socialistas. Y una vez firmado el cese, el traslado o el despido, se jacta públicamente de haberlo hecho lanzando un aviso a navegantes.

Se instala así la política del miedo.

Quiero recalcar que me estoy refiriendo a trabajadores, no a cargos de confianza política nombrados a dedo por el Alcalde al inicio de la legislatura, los cuales, evidentemente, cesan automáticamente cuando lo hacen quien les nombró.

Desde luego esa no es manera de gobernar. Eso es basar la gestión de lo que es de todos, lo público, en decisiones arbitrarias, caprichosas, infantiles de si me ajuntas o no. De mal gusto me suenan las palabras de Soler cuando al conocer la muerte de Mandela exaltaba su generosidad y su ejemplo de convivencia.

Desde luego, no. Así no.

En cuanto a lo de gilipollas, estos son los nuevos votantes para Montoro. Esto es así porque ha dicho que los mercados no son gilipollas y en el 2015 volverán a dar el Gobierno al PP.

¿Es ese el público objetivo hacia donde el PP dirige sus acciones de gobierno?

Estas palabras dejan muy clara las prioridades de la derecha. Pero a esto le dedicaremos otra entrada de este blog.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: