El Blog de Sara Hernández

Un espacio donde reflexionar y opinar sobre aquello que me interesa

Archivar en la categoría “Igualdad”

¿Por qué una huelga feminista?

El 8 de marzo de 1908 durante una huelga de trabajadoras, incendian la fábrica Cotton textil en Nueva York y mueren 147 trabajadoras. Este suceso que persiste en nuestra memoria, motivó que en 1910 en el II Congreso Socialista en el cual más de cien mujeres de distintos países se reunieron, Clara Zelkin pidiera que se declare esta fecha como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

La lucha internacional de las mujeres por nuestros derechos en el mundo laboral en particular y social en general tiene sus orígenes varias décadas antes, pero lo que todas y todo tenemos claro es que esa batalla se mantiene viva y con más fuerza que nunca.

Es por ello que elegimos este 8 de marzo de 2018, para dar un paso más con una huelga de mujeres que  surge de la reflexión política y teórica sobre nuestro trabajo en la sociedad actual, dibujada desde un desequilibrio patriarcal.

Nuestro papel dentro del mercado laboral tradicional es sólo una parte del trabajo que que llevamos a cabo. Las mujeres somos también las principales proveedoras de mano de obra reproductiva y productiva.

Con esta huelga  queremos hacer visible ese trabajo no remunerado, los cuidados, los derechos de igualdad y oportunidades, exigir el fin de la brecha salarial, adar voz a todas esas mujeres que no tienen derechos, que mantienen trabajos precarios, que son desempleadas, pensionistas  o trabajadoras indocumentadas.

Hacemos huelga porque estamos hartas, que no cansadas, de enterrar a mujeres asesinadas por violencia machista, porque cada día somos mercantilizadas, prostituidas, compradas y vendidas, porque  formamos parte de la mitad del mundo y sin embargo, no tenemos a día de hoy los mismos derechos que los hombres por el mero  hecho de nacer mujer.

Será la primera Huelga Feminista coordinada a nivel internacional porque queremos decir que sin nosotras, el mundo se para. Nuestra fuerza, nuestra rabia y también nuestra alegría de sabernos fuertes nos impulsa a parar nuestro trabajo de cuidados, remunerados, estudios, etcétera… porque sin nosotras no se produce y sin nosotras no se reproduce.

Sé que para Mariano Rajoy y para el Partido Popular esto no toca, pero a nosotras, a las mujeres de todo el mundo nos toca cada día, de cada mes, de cada año de nuestras vidas.

huelga-feminista-800x445

Anuncios

Felicidades Susana

El pasado domingo la ciudadanía andaluza volvió a confiar en el PSOE como fuerza política mayoritaria. Desde este humilde espacio, mi agradecimiento a las y los andaluces por elegir el socialismo como alternativa a un desastroso panorama político y social.

Vivimos en un contexto que solo responde a los recortes en todo tipo de derechos sociales perpetrados desde el gobierno de Rajoy, donde se piensa más en la rentabilidad que en las personas. Pero los andaluces han demostrado una vez más que hay otra forma de hacer las cosas.

Ahora es el turno del resto del país.

Estoy convencida de que en nuestra ciudad también vamos a conseguir llevar a cabo el cambio que necesitan nuestros vecinos. Porque donde peor se sufren las consecuencias de los recortes de la derecha es en los municipios donde gobierna el PP, como en Getafe. Menos participación, más educación privada, menos inversión en protección social, más impuestos, menos calidad de vida, más desempleados y un largo etcétera después de cuatro años.

La victoria de Susana Díaz en Andalucía responde a un ejercicio de la política donde se prioriza a las personas sobre los intereses económicos. Además como Presidenta de su Comunidad, nos enorgullece a todas las mujeres que luchamos por convertir a la política en un ejemplo de igualdad. Conseguir ser la primera alcaldesa de Getafe sería para mí un auténtico honor, lograrlo bajo las siglas de mi partido un verdadero privilegio.

Cometimos errores en el pasado, pero hemos sabido identificarlos y esta formación renovada no volverá a caer en ellos. Y como claro ejemplo nuestro proyecto político, nuestro equipo y nuestro programa electoral . Un programa en el que todavía estás a tiempo de participar, ya sea a directamente en las visitas que estamos realizando por los barrios o a través de las redes sociales.

Estoy segura que sí vosotros queréis, esta felicitación hacia Andalucía se convertirá el 24 de mayo en un agradecimiento a los vecinos de Getafe. Mientras tanto solo tres premisas por delante, trabajar, trabajar y trabajar.

8 de Marzo

En el año 1911 se celebraba por primera vez el ‘Día Internacional de la Mujer’. Un hito en aquella época y muchos avances en materia de igualdad desde entonces, pero creedme que todavía nos queda un largo camino por recorrer.

Para mí el 8 de marzo nunca ha sido un día festivo, algunos amigos incluso me felicitan, pero no se trata de felicitar a las mujeres, eso debería ser lo más normal del mundo. El 8 de marzo es un día de reivindicaciones de género y de justicia social.

No voy a enrocarme en un discurso sobre el machismo, que lo hay y mucho todavía, en ámbitos como el empresarial, laboral o la política por ejemplo. Se trata de que todas y todos aunemos un mismo discurso en torno la igualdad de oportunidades. Para ello es necesario empezar en el terreno laboral, de ahí la importancia del 8 de marzo, si todas las personas tenemos las mismas condiciones laborales el resto irá llegando poco a poco.

Qué lástima que algunas instituciones promuevan justamente lo contrario. En lo peor de la crisis, las políticas sociales y de igualdad no han hecho más que menguar. Ahora las mujeres lo tenemos más difícil que hace diez años para conseguir lo que merecemos, no por ser mujeres, sino por formar parte de la población.

No podemos considerar democrática una sociedad que prescinde del talento y las capacidades de más de la mitad de la población.

Seguiremos trabajando porque somos trabajadoras, seguiremos luchando porque somos luchadoras y seguiremos reivindicando nuestros derechos, especialmente el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra maternidad, porque es lo justo.

Sara Hernández Igualdad Getafe

Navegador de artículos