El Blog de Sara Hernández

Un espacio donde reflexionar y opinar sobre aquello que me interesa

Archivo para la etiqueta “participación”

Las fiestas de Getafe

Estamos de fiestas en Getafe, aunque en esta ocasión hayan estado acompañadas de la campaña electoral y las elecciones. Las fiestas son días para disfrutar pero sobre todo para pasar buenos ratos con nuestros vecinos.

Unas fiestas que por cierto empezaron con el barrio de San Isidro, que este año por fin, pudieron celebrarse sin que desde el Ayuntamiento las intentaran boicotear. En pocas semanas llegan las del resto de barrios, con menos recursos pero igual de alegres, gracias a la participación de asociaciones y vecinos que se ponen al frente.

Desde la Bajada de la Virgen hasta los fuegos artificiales que disfrutaremos mañana en los lagos, Getafe rebosa más vida y júbilo estos días. Ayuda a ello el calor y el buen tiempo, que ha animado además a mucha gente a acercarse al recinto ferial.

Un recinto plagado de casetas de asociaciones y organizaciones que convierten las fiestas en un auténtico encuentro entre familias y amigos. Porque en Getafe no podemos identificarnos únicamente con grandes artistas y sus conciertos, debemos además responder a lo que se espera de un pueblo que poco a poco se ha ido convirtiendo en ciudad, cercanía y trabajo.

Por ello hasta los partidos políticos tenemos nuestro espacio en las fiestas. En el caso particular del PSOE con el esfuerzo de todos. Son nuestros afiliados y simpatizantes quienes se ponen de cara al público para ofrecer los servicios que se espera de ellos. Puede que no seamos los mejores camareros y cocineros, pero a implicación no nos gana nadie.

Qué recuerdos de tantas y tantas fiesta de Getafe.

Casi que podríamos identificar las diferentes etapas de nuestra vida en torno a las fiestas. Desde los primeros años en los que íbamos acompañados por nuestros padres, pasando por la adolescencia donde ya queríamos volar libres, la época adulta y espero que también la vejez.

Getafe es una ciudad de gente trabajadora, y sus fiestas el reflejo de la ilusión y la participación de todos los colectivos que juntos conformamos una identidad. No se trata de bailar más que nadie, ni mucho menos de beber y comer hasta perder el sentido, han sido y seguirán siendo días para sonreír, para charlar, para compartir que un Getafe alegre y orgulloso de sí mismo sigue siendo posible.

Sara Hernández Getafe

Anuncios

Getafe necesita más participación

La actividad política propia de mi posición me lleva semanalmente a reunirme con asociaciones de todo tipo en Getafe. Desde organizaciones de personas con distintas enfermedades, a ONG, pasando por colectivos juveniles, deportivos o culturales. ¡Cómo han cambiado las cosas!

Nuestra ciudad fue una vez referente de participación a nivel nacional. Los presupuestos participativos siempre ejemplificaron una gestión, que con sus lagunas, se nutría de la participación ciudadana para muchas de las decisiones de la administración. Pero todo eso se ha perdido en solo una legislatura. Muchas asociaciones han tenido que echar el cierre ante la falta de apoyo institucional.

Otras tantas siguen luchando desde sus pequeños locales, con sus actividades de todo tipo para seguir hacia adelante. Podría nombrar muchos ejemplos  en Getafe, de personas que siempre lo han dado todo por un modelo de sociedad participativa, de asociaciones que han luchado y siguen en ello para que las vecinas y vecinos se impliquen y participen de la vida en los barrios y en la ciudad.

La derecha política, con su autoritarismo, no debe minar el empeño de todos por una sociedad más participativa. Las fiestas de los barrios siguen ahí, porque las asociaciones y los vecinos se han empeñado en luchar contra viento y marea. Mientras tanto los consejos sectoriales de educación, igualdad y un largo etcétera se han enviado al ostracismo social.

Getafe es hoy una gran ciudad gracias al compromiso de los vecinos, al trabajo de las asociaciones y a todos esos colectivos que durante décadas lucharon por tener una ciudad de valores. Ahora tenemos que seguir apostando por el diálogo, por los derechos y como claro ejemplo de ello por los presupuestos participativos. Para que nuestra ciudad siga creciendo a través de la pluralidad, y que estos cuatro años de sequía no puedan borrar todo el esfuerzo de tantas décadas de asociacionismo y participación.

Sara Hernández PSOE Getafe

Consultas ciudadanas

Lo tengo claro, ya lo he dicho en redes sociales pero también lo quiero expresar en este blog: No podemos hablar de verdadera democracia si la base de esa democracia, es decir, la ciudadanía, no puede pronunciarse sobre los temas que le interesan y/o les afectan.

Y con esto no quiero abrir el melón de la situación catalana. No defiendo la división de nuestro país, pero la solución tampoco creo que sea mirar hacia otro lado y obviar el sentimiento nacionalista que existe en Cataluña. Tanta responsabilidad tiene el que actúa desde Barcelona obviando a los ciudadanos no independentistas y otros problemas como el desempleo o las dificultades para llegar a fin de mes, como el que desde Madrid ignora ese creciente sentimiento separatista

Debe ser por aquello que dice el refrán de que los extremos acaban tocándose, sobre todo si ambos extremos representan a la derecha como lo hacen el PP y CIU

Pero dicho eso, no puede considerarse ilegal una consulta ciudadana. Si es ilegal que los vecinos y vecinas de cualquier ciudad hablen, eso tiene nombre y no son precisamente libertad ni democracia. Eso se llama autoritarismo y dictadura. Por eso yo defiendo que se reforme la Constitución para que se prevean estos mecanismos participativos.

¿Cómo no se permite que los canarios sean consultados y digan su opinión sobre las prospecciones petrolíferas? ¿Acaso no les afecta de manera directa?

Él o la que tenga responsabilidad de gobierno, sea local, regional o nacional, no sólo tiene sino que debe saber qué opinan los vecinos. Cómo si no va a poner en marcha políticas públicas que sean eficientes y eficaces, que den en la diana para resolver los problemas que existen en nuestras ciudades. En mi opinión, la ciudadanía no puede ser únicamente el destinatario final de las acciones, un mero espectador al que al final de la película se le pregunta si le ha gustado o no, sino que debe ser protagonista activo de la propia decisión de su posterior ejecución y del análisis final de los resultados obtenidos.

En el caso de Getafe pasa exactamente lo mismo. No sólo padecemos un gobierno local que lapida cualquier cauce participativo, sino que además, los movimientos sociales que expresan una opinión diferente de la oficial sufren el escarnio público y el desprestigio desde el gobierno. ¿Qué opinión puede merecer un alcalde y su equipo de concejales que ignoran lo que se aprueba en el Pleno si es contrario a su ideario? ¿De qué sirve entonces el Pleno Municipal, donde está representada la ciudadanía de Getafe a través de sus representantes?

Yo tengo muy claro mis propuestas al respecto, tanto que están incluidas en mis compromisos (por escrito) para el próximo gobierno de Getafe:

1.- Estableceremos instrumentos eficaces para la resolución de conflictos como las consultas ciudadanas.

2.- Estableceremos como principio irrenunciable el no obviar ni relegar las decisiones adoptadas por la mayoría del Pleno, que fijará la política a seguir en el municipio y se someterá a su consideración y debate todos los asuntos importantes o sensibles del municipio, bien sea por iniciativa de cualquier Grupo Municipal o de la ciudadanía.

La importancia de la participación ciudadana

Estamos en precampaña. Bueno, cierto que muchos diréis, yo misma entre ellos, que estamos permanentemente en precampaña política.

Esta cuasi permanente situación de precampaña no tendría que ser algo negativo porque debería suponer la permanente posibilidad de conocer el proyecto político de cada partido, tener acceso directo al polític@ para preguntarle, sugerirle, criticarle, etc.

Evidentemente, así es como considero que debería ser y sobre esta base apoyo mi día a día. Otra cosa muy distinta es el comportamiento de cada partido político y de cada político, que como las meigas, haberlas haylas.

Pero bueno, dicho esto me gustaría dedicar esta entrada del blog para hablar de la importancia de la implicación en el futuro de nuestra ciudad, de la necesidad de que todos y todas pongamos nuestro granito de arena para hacer posible una sociedad mejor, más justa y más igualitaria.

Participación. Esa es la palabra mágica.

Imagen

Una palabra muy manoseada por quienes no creen verdaderamente en ella, pero una palabra con un gran significado y un gran poder. El poder que otorga a la ciudadanía el decidir en los temas más importantes, en todos aquellos que nos afectan.

¿Cómo podemos quejarnos de que algo no nos gusta si no hacemos nada para que eso no pase, para que no se tome esa decisión que no nos gusta, para que no la tome quien la está tomando? Esa es la participación, la capacidad de influir, la posibilidad de que nuestra opinión sea tenida en cuenta y, junto con otras opiniones, mejorar la realidad que nos rodea.

Ahora, en breve, dentro de un mes, tenemos la posibilidad de ejercer la mayor expresión de la participación y de la democracia: ejercer nuestro derecho al voto.

Sea cual sea tu ideología, desde aquí te pido que votes. A quien quieras. Solo te pido que votes.

Recuerdo muy a menudo unas palabras que me dijo mi padre cuando ya fui teniendo conciencia política de adolescente: vota a quien quieras, pero vota. A quien esté más cercano a tus ideas, a quién te parezca más guapo o más guapa, pero vota. Y me recordaba todos los que en tiempos afortunadamente ya superados de dictadura y opresión habían dado su vida por la Libertad, su Libertad y la de los demás.

¿Qué mayor homenaje a ellos que el ejercer el derecho por el que murieron, por el que sufrieron torturas y humillaciones? Votar significa que ese sufrimiento no haya sido en balde.

Estamos viviendo tiempos muy convulsos a todos los niveles, tiempos de crisis. Hay muchas cosas por las que luchar y que defender. Hemos salido a la calle a defender muchos derechos que nos están siendo arrebatados bajo una apariencia de decisión democrática. Pero sabemos que no es así.

Hemos ido cambiando poco a poco nuestra actitud ante esta situación. Del sock inicial hemos pasado a la indignación y de la indignación a actuar. El voto es nuestra mejor herramienta, una herramienta que ni el más canalla de los políticos podrá silenciar.

El voto es libertad.

 Imagen

 

Navegador de artículos